Descubre tu propósito de vida y ayuda a los demás

Todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas. Deepak Chopra en su obra “LAS  7 LEYES ESPIRITUALES DEL ÉXITO” habla acerca de que cada uno de nosotros tenemos un talento único que puede hacer mejor que otras personas . Al expresar nuestros talentos para satisfacer necesidades crea riqueza y abundancia ilimitada.  La ley del dharma o propósito de vida se compone de tres cosas.

  1. Cada uno de nosotros esta aquí para descubrir su verdadero yo.
  2. Expresar nuestro talento único, cada uno lo tiene.
  3. Servir a los demás. Ayudar a otros.

Cuando combinamos estas tres cosas, se expresaran grandes maravillas en nuestra vida.

Anuncios

Dar y recibir

La Ley del Dar y el Recibir, se refiere al concepto de circulación. Todo el Universo se mueve a través de la Ley de la Circulación. Piense en el dar y el recibir como energía que circula, hacia dentro, y hacia afuera. Así lo afirma Deepak Chopra, médico, escritor y conferencista  ya que lo mejor que podemos hacer para mantener el balance en nuestra vida, y no estancar nuestras aguas, es aprender a mantener en circulación balanceada el dar y el recibir.

La ley fundamental del dar y el recibir es esta: No podemos recibir nada hasta que damos, y no podemos dar nada hasta que recibimos.

El mantener estas dos energías en balance en nuestra vida, nos permite mantener abiertos nuestros canales: energéticos, intuitivos, nuestros canales de la gracia, de escucha, de la abundancia.

Dar esta ligado con la generosidad, en escucha, en respeto, en bondad, en honestidad, en compasión, Y, ¿qué es el recibir? Es la aceptación momento a momento, de lo que viene a mi. El recibir significa un “si” total, absoluto a todo aquello que viene a mi: aún aquello que duele.

Por eso es que es más facil dar (o regalar), porque en el dar, tenemos cierto control, podemos dar y mantener nuestra coraza puesta, podemos dar sin ser vulnerables, podemos dar sin tener que ser humildes, podemos dar sin tomar riesgos más allá de lo que sentimos que es confortable y seguro para nosotros.

El equilibrio entre Dar y Recibir nos permite mantener la energía de la vida, de la abundancia y el amor.