Descubrir tu pasión lo cambia todo

Las transformaciones sociales más positivas, los descubrimientos más asombrosos de la humanidad, han sido posibles gracias a personas profundamente apasionadas, que aman todas las actividades que realizan,viven con felicidad, viven con un propósito,con la certezade que encontraron esa actividad que les permite sentirse plenos, realizados y felices. Sin embargo, hay muchas personas que basan su vida en solo sobrevivir, en vivir en modo automático, sin reflexionar si lo que estan haciendo actualmente hace parte de este propósito, de su misión en la vida. 

¿Y cómo sé cuál es mi Pasión? ¿Cómo la descubro?

Esta es una pregunta con la que muchos de nosotros nos hemos enfrentado alguna vez , para descubrirlo tenemos que evaluar nuestro interior para encontrar la respuesta. “Dedícate a tu pasión y serás feliz, exitoso y afortunado”. La pasión es la llama que te permitirá trabajar cuando otros descansan y disfrutar mientras lo haces. Si te sientes desgraciado con tu trabajo es que te falta pasión por lo que haces en él. Ves pasar los días y te sientes encerrado en un camino sin salida. Estás corriendo sin parar en una rueda de hámster y, aunque sabes que tanto esfuerzo no te llevará a donde tú quieres, la inercia de la rutina y el miedo al cambio te impiden abrir los ojos.

9788425343407

Bueno… para  resolver esta incertidumbre podemos empezar con  una lectura amena de un libro denominado “El elemento” de Ken Robinson. Aquí el expone que  Elemento es el punto de encuentro entre las aptitudes naturales y las inclinaciones personales, donde se interceptan las cosas que te encanta hacer y las que se te dan bien. El elemento es lo que fortalece el sentido de tu identidad y mejora tu bienestar.

La búsqueda del Elemento  te permite definir de forma objetiva cuál es tu verdadero potencial. Lamentablemente, la percepción que tienes de ti mismo es en ocasiones muy limitada. Pero es posible cambiar siempre y cuando seas capaz de superar las limitaciones que implican no aprovechar del todo tus facultades.

En El Elemento de Ken Robinson hay que aprender a pensar de forma diferente. Para ello debes añadir a los cinco sentidos que ya existen un sexto: la intuición. Y junto con la intuición tener muy en cuenta estos otros cuatro sentidos: el sentido de la temperatura, el sentido del dolor, el sentido vestibular (equilibrio y aceleración) y el sentido kinésico (percepción de las partes del cuerpo). Tomando conciencia de estos sentidos y añadiéndolos a los que ya posees, tendrás una mayor predisposición para reformular una pregunta clave para encontrar el Elemento. A pesar de los grandes aportes que hace el autor, es necesario aclarar que este libro:

  • No es un libro de autoayuda. Nos permite  reflexionar sobre la verdadera educación y nuestras fallas en las decisiones al no tener en cuenta quienes somos realmente.
  • Es un libro que nos permite conocer historias de personas exitosas que lo hallaron en diferentes áreas del conocimiento y las artes.
  • Nos permite cuestionar de que forma el sistema educativo ha influido en el camino que hemos recorrido para encontrarlo o perderlo. Evaluando también como podemos ayudarles a nuestros hijos, sobrinos, primos, hermanos, etc ha encontrarlo.
  • Es un libro que fomenta la creatividad, pues brinda al lector muchos elementos claves para ser más innovador, y de una forma palpable y real.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s