El camino que no elegí

Les comparto esta lectura para reflexionar

Por Robert Frost

El camino que no elegí (The road not taken)

Dos caminos se abrieron ante mi en un bosque amarillo;

apenado porque no podia transitar los dos

siendo yo un solo viajero, me detuve por largo tiempo

y seguí uno de ellos con la mirada, tan lejos como pude,

hasta una curva donde comenzaba la maleza.

Luego, tome el otro camino, tan válido como el primero

aunque quiza me asistia mejor razón:

el pasto estaba crecido y necesitaba la marca de pisadas;

aunque a decir verdad, ambos caminos mostraban

casi idénticas señales de haber sido transitados,

y esa mañana los dos yacian cubiertos de hojas

que ningún pie habia pisado.

two-roads

¡Ahhh! Decidi dejar el primero para otro día.

Pero sabiendo como un camino  a otro nos lleva,

dude si alguna vez regresaria.

Sé que en lugares y tiempos por venir,

diré esto con un suspiro:

dos caminos se abrieron ante mi en un bosque amarillo

yo tomé el menos transitado

y eso lo cambió todo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s