Fija tu mirada hacia tu cuerpo, tu espiritu y tu mente

El ser humano tiene tres tipos de funciones básicas que debe desarrollar: La función física, la función mental y la función espiritual. Una persona plena, una persona feliz es capaz de conservar un equilibrio constante entre sus tres funciones. Una persona feliz no le da prioridad a ninguna de las tres, pero tampoco demerita alguna..

La tristeza aparece cuando existe desequilibrio en las tres funciones básicas. Es ahí cuando evidentemente le estamos dando más importancia a una de las tres. Solemos decir: “De que me sirve tener buena salud si no tengo dinero, o de que me sirve ser tan inteligente si no soy famoso o bello.” Ese desequilibrio es la causa de muchos de las creencias negativas que frenan cualquier avance que podemos tener.

Lo que debemos considerar es: ¿A qué aspectos le estamos dando más importancia en nuestra vida?. Hay gente que es adicta al trabajo, y evita pasar tiempo con su familia. Hay personas que se preocupan por su parte espiritual, por tener un alma pura y limpia, pero olvidan su bienestar físico, aguantan hambre. O hay personas muy intelectuales, que saben muchísimo de diversos temas, pero caen en profundas depresiones por ser tan solitarios.

Quizá sea este el mejor momento para que evalúes las prioridades en tu vida. Cuestiónate sobre si tus acciones se están enfocando simplemente por satisfacer una de las funciones básicas. Si solo te preocupas por lo material, o por lo espiritual, o por lo intelectual. La vida puede tener cosas tan desconocidas y maravillosas que no las hemos experimentado simplemente por una creencia limitada. Los días en que nos llenamos de tristeza por tener o no tener algo, deben desaparecer.

Debes hacer lo siguiente:

  1. Evalúa tus acciones y define a que parte estas dando más importancia (física, mental o espiritual). Si andas preocupado a toda hora por cómo conseguir mucho dinero, y olvidas tus facultades, tus habilidades o a tu familia, o alimentarte adecuadamente; quizá debas analizar mejor tus acciones.
  2. Busca de que manera puedes empezar a trabajar tus funciones desatendidas. Si llegas de tu trabajo cansado y malhumorado, esfuérzate por pasar más tiempo con tu familia. Eso te ayudara a distencionarte y a valorar más a las personas que amas. O tal vez gastes dinero en comida no muy saludable o en bebida, enfócate por mejorar tus hábitos alimenticios, has ejercicio y cuida tu cuerpo. El cuerpo pasa factura por los malos hábitos que tenemos
  3. Cuestiónate permanentemente sobre tus prioridades, y procura encontrar un equilibrio. Puedes dedicar un tiempo a adquirir conocimiento, a compartir con tu familia y amigos, a hacer ejercicio. Procura tener momentos donde te puedas relajar completamente, para que puedas encontrar tranquilidad y hagas este análisis fuera de distracción.

Las personas felices y exitosas consiguen lo que quieren por que tienen un equilibrio en sus vidas. No se preocupan por lo que no tienen o lo que les falta. Simplemente, procuran aprovechar al máximo sus posibilidades, y ver en sus falencias la oportunidad de mejorar dia a dia. Comienza a ser una persona equilibrada, trabaja en tus tres funciones y comienza a encontrar la felicidad que tanto quieres en la vida.

Te invito a que veas este video para que complementes esta información

Anuncios

Un comentario sobre “Fija tu mirada hacia tu cuerpo, tu espiritu y tu mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s